Dos elementos claves antes de elegir un trabajo o contratar un empleado

 

El Empleo Noticias
2018-04-12T09:16:46-05:00

La conciencia para tomar decisiones y el disfrute son determinantes un para el buen futuro laboral.

Mundo empresarial / 21 de marzo de 2018

Es probable que un gran porcentaje de los colombianos hayamos visto Pinocho, la película infantil de un muñeco de madera que, cuando mentía, le crecía la nariz. La mayoría recordamos uno de los personajes que, después, se convertiría en un ícono de la industria: Pepe Grillo. Este particular personaje, un grillo parlanchín, qué hacía las veces de conciencia de Pinocho, era quien le aconsejaba al momento de tomar decisiones importantes. Sin embargo, es común que se confunda la conciencia con la ética o la moral; en realidad, va mucho más allá.

La conciencia hace referencia a un estado de alerta donde nuestros sentidos y nuestras capacidades cognitivas nos permiten tomar decisiones. Parte de ese estado de alerta incluye un determinado nivel de autoconciencia (es decir, quienes somos o en qué circunstancias estamos) y, por consecuencia, un nivel de autoconocimiento (nuestras preferencias y nuestros rasgos de personalidad). Esto indica que, necesariamente, todos tenemos nuestro Pepe Grillo.

No es una sorpresa que tomemos nuestras decisiones importantes basándonos en nuestra conciencia de quienes somos y qué queremos. Inclusive, parte de los rasgos de nuestra conciencia están genéticamente determinados y, por ende, no los podemos obviar. Como plantea el Modelo Thuoper Betesa™, a nivel neurológico nuestro cerebro tiene cuatro cuadrantes:

  

Y, por naturaleza, uno de esos cuadrantes es dominante, es decir, será nuestra primera tendencia a desarrollar. Pero, además, la dominancia cerebral es como nuestra conciencia. Esto quiere decir que aquellas habilidades relacionadas con nuestro cuadrante dominante serán aquellas que disfrutaremos poner en práctica y sobre las cuales tomaremos nuestras decisiones. Siempre nos preguntamos ¿por qué tengo una mayor tendencia a los números y no disfruto las actividades relacionadas con las ciencias sociales? O, por el contrario, ¿por qué se me dificultan tanto las operaciones matemáticas y prefiero las habilidades blandas? La razón es simple:venimos genéticamente equipados con un paquete de habilidades potenciales y un paquete particular donde seremos menos eficientes.

Siendo así,¿por qué una persona elige estudiar ingeniería química mientras que otra decide estudiar trabajo social? La elección de profesión, una de las elecciones que provienen de nuestro Pepe Grillo, está supremamente relacionada con nuestro cuadrante dominante. Para comprobar esto, en marzo de 2018, Thuoper llevó a cabo un estudio con más de 16,000 personas en Colombia que han aplicado la prueba Thuoper Betesa™ (la herramienta que permite diagnosticar cuál es el cuadrante dominante), correlacionando la dominancia con la profesión. Estos fueron los resultados:

A pesar de estos resultados y de la gran correlación entre la dominancia y las diferentes profesiones, por situaciones contextuales podemos tomar la decisión de qué carrera estudiar sin seguir a nuestro Pepe Grillo y haciendo caso a expectativas de otras personas. A fin de cuentas, si tú estás buscando trabajo o tratando de llenar una vacante en tu empresa, es importante que conozcas la predisposición genética de la conciencia y el disfrute para tomar una decisión más acertada pues, bajo este concepto, un empleado cuya estructura de pensamiento no esté acorde con el cargo asignado no disfrutará la actividad diaria y, por ende, no será eficiente.

Noticias Relacionadas


Ofertas de empleo

EMP1886206731
16066 AUXILIAR OPERATIVO
JIRO S.A.
De $1.000.000 a $1.500.000
EMP1886206716
16065 OPERARIO ASEO
JIRO S.A.
De $1.000.000 a $1.500.000
EMP1886206712
16064 AUXILIAR DE CAFE...
JIRO S.A.
De $1.000.000 a $1.500.000

Temas